Fuga de talento

¿Es verdad que ya no aguantamos en los trabajos? ¿La generación de cristal es de verdad o solo una percepción? Hay cosas que no me cuadran, ¿de verdad los jóvenes no aguantan nada, no quieren trabajar y dejan sus empleos a la mínima que se enfadan?

¿Por qué la gente deja sus trabajos?

La mal llamada generación de cristal, no me gustan las etiquetas de ningún tipo, está siempre en el punto de mira de los puestos de trabajo, porque «parece ser» que tener un trabajo es un privilegio y que deberían aguantar como un robot sin sentimientos. Pues sí, pero no.

A ver, para empezar esto no es exclusivo de las generaciones jóvenes, ¿te acuerdas cuando eras joven, no aguantabas nada y te enfadabas por todo? Y tampoco es que no aguanten. Si cada vez que oyéramos eso de que los jóvenes harán que el mundo se vaya a la… «espera, es mi blog puedo decirlo» se vaya a la mierda, el mundo se hubiera ido a la mierda hace cientos de años.

Pero volvamos al tema que me despisto, yo como empresario puedo exigir a un empleado un mínimo de esfuerzo, dedicación y por supuesto honestidad, pero como empleado puedo y debo exigir, ante todo, respeto, consideración y empatía. Somos humanos después de todo.

Se que ahora mismo no estás entendiendo nada, teniendo en cuenta el título de este post, pero empecé a escribirlo a raíz de un caso real, al ver como se fuga el talento de una empresa por tonterías.

¡Ahora si empiezo a contar la historia! Hace unos días, una persona muy cercana a mí, que no diré el nombre, le faltaron el respeto y la trataron como basura por un asunto de la empresa donde trabajaba, asunto que involucra exclusivamente a la dirección de la empresa y no a sus empleados.

Tras indagar más, resulta que esa empresa está teniendo fuga de talentos, varias personas se han ido, simplemente no aguantan más allá de unos meses, personas que trabajan bien, que saben lo que hacen, responsables y fiables, todo lo que suelen buscar los reclutadores.

Todo por peleas internas de los dueños, hijos ineptos de los dueños que piensan que por levantar una caja están sufriendo más que Joseph Cooper en Interstellar y mil mierdas más.

Cooper sufriendo intentando controlar una cafetera en el espacio

¿Conclusión? que este tipo de empresas se sostienen por tres tipos de empleados:

  • El eventual que aguanta solo dos o tres meses y se va al ver el mal ambiente de trabajo, con lo que hay que estar buscando constantemente personal.
  • El que trabaja, chino chano, y le importa lo que le digas, le entra por una oreja y le sale por otro, solo hace su trabajo sin ser nada empático -por culpa de la directiva- y que le da igual si le despiden.
  • Y por último, el trabajador que necesita el dinero por que sino sus hijos no comen ese mes y aguanta a base de desgastarse los dientes cada noche mientras duerme.

Lamentablemente así funcionan algunas empresas, duran años, eso si, enfermas, en constante agonía, poniendo tiritas sobre tiritas en las maltrechas heridas abiertas que nunca cicatrizan porque los que realmente tienen que sanar nunca sanan.

 27 total views,  1 views today

Deja un comentario