Challenger ¿La tripulación se podría haber salvado?

Episodio 02 de La Charla Antes de correr

El accidente del transbordador espacial Challenger se produjo hace más de 30 años, sucedió el martes 28 de enero de 1986.

A punto de cumplirse los 34 años de este fatal evento se estrenó en Netflix El último vuelo del Challenger.

Pusieron a una profesora en una aeronave de pruebas, porque aunque era una máquina formidable, no era un avión comercial.

Tenían pensado poner más civiles en órbita para hacer más publicidad. La verdad que nunca supieron hacer que funcionara económicamente los transbordadores, a pesar de intentar hacer muchos lanzamientos sin resolver los «pequeños» problemas que tenían las juntas.

Solo los primeros tenían un sistema eyectable con paracaídas, algo más complicado de hacer cuando volaban 7 personas.

Tripulación Challenger

Decidieron que superadas las pruebas, estaba listo y no hacía falta sillas eyectables, además de lo complicado que sería ponerlas para tantas personas.

Lo curioso de todo esto es que si hubieran despegado el día designado podrían seguir vivos. Un cúmulo de fallos y casualidades hicieron que pasara lo peor.

El día del despegue pensaban que iba a haber tormenta, pero al final estuvo despejado, cada día que pasaba iba a ser más frío y si bien no es problema para volar, lo es para las juntas tóricas de los cohetes.

Está claro que de no ser este vuelo, hubiera sido el siguiente, ya que las juntas no iban a aguantar el frío y se tenían que rediseñar, cosa que costaría un par de años.

En el próximo episodio hablaré de los sistemas que podrían haber funcionado para salvar a la tripulación y que se usa hoy en día.

Deja un comentario